• La Otra Dimension - Radio Euzkadi38:34
  • La Rueda del Misterio - Radio Internet15:36
  • Milenio 3 - Cadena Ser15:49
Hacía pocas horas, vecinos de una finca cercana, alertados por un olor repulsivo, habían descubierto un cuerpo entre las cañas. María se abrió paso violentamente entre los agentes que custodiaban el pequeño cadáver y, antes de llegar a él, reparó en la gorra que descansaba a su lado, reconociéndola.
-¡Es mi hijo! ¡Mi hijo del alma!- gritó, con lágrimas en los ojos.
En una rápida ojeada los agentes entendieron que el niño llevaba muerto varios días, dado su avanzado estado de descomposición. Medio rostro estaba comido por los gusanos, los cuales estaban pasando a devorar el otro lado. El espectáculo era horrendo. A pesar de la putrefacción del tejido epitelial, no pasaron desapercibidas una gran herida en la cabeza y en otras partes del cuerpo. Un corte horrible de unos dieciocho centímetros partía de derecha a izquierda del cuello, y llegaba hasta la columna vertebral.
Una vez instruidas las necesarias diligencias por parte del juez, se ordenó el levantamiento del cadáver. La descomposición provocó que al intentar separarlo del suelo, algunos pedazos se desprendieran y quedaran en las temblorosas manos de sus portadores. Mientras tanto, la madre agonizaba de dolor debido a la horrenda visión. Inmediatamente fue trasladado el niño al depósito judicial, donde le sería practicada la autopsia.

Una historia escrita con sangre

El terrible crimen del sacamantecas andaluz
Límites de la Realidad. 2005 / Aladena. 2011

José Manuel Frías